domingo, 9 de diciembre de 2012

Cómo iniciar a los niños en las TIC a través de la lectura
La capacitación para desenvolverse con éxito en la sociedad de la información requiere de un conjunto de habilidades complejas que van más allá de la destreza, bien intuitiva o por imitación, que los niños muestran naturalmente en relación con las TIC.
mama_nene_pc
Aprovechar sus habilidades
Conviene aprovechar el interés que los nuevos soportes suscitan y la facilidad de aprendizaje de los más pequeños y simultanear acciones formativas. Al igual que en los libros, la utilización de las TIC en las primeras edades está esencialmente basada en la interpretación de imágenes y sonidos. La incorporación de la tecnología al campo de la ilustración infantil y el interés de las editoriales por adaptarse a la nueva realidad lectora, revelan que la lectura en papel y en pantalla se complementan.
Leer en todos los soportes
Cada vez son más las obras literarias, clásicas y modernas, que dan el salto del papel a la pantalla. Incluso ya hay títulos que pueden disfrutarse en todos los formatos (papel, cine, cederrón, videojuego…) invitando al lector a realizar una experiencia lectora distinta pero tan enriquecedora como las demás.
Buscar conexiones: literatura infantil y TIC
A continuación se exponen algunos de los puntos de encuentro entre ambos soportes. La relación que establecen con el lector se basa en una serie de habilidades y destrezas que, para su mejor desarrollo, deben contemplar otros aspectos importantes en el aprendizaje del niño como son el juego y la motricidad. Del papel a la pantalla:
Ø Desarrollar habilidades táctiles
  • Libros especiales en cuanto a las características de su edición: desde los distintos tipos de papel (acetatos, seda, cartoné…) texturas (telas, plásticos,…) hasta losoriginales formatos que condicionan su manipulación (acordeón, cascada,…) y la orientación de la página (vertical u horizontal) que cambia el sentido de lectura. Los aspectos materiales de los nuevos soportes técnicos también condicionan su uso.
Ø Aprender a interpretar iconos y mensajes visuales
  • Algunos autores han creado lenguajes particulares de expresión. En este apartado destacan libros en los que los personajes están hechos a partir de formas y/o colores. Esta tipología se puede utilizar para hablar sobre las distintas formas de comunicación, entre ellas, el lenguaje icónico del ordenador y otras pantallas.
Ø Experimentar con la escritura y la creación de imágenes
  • Los juegos tipográficos cobran una mayor relevancia y forman parte de los elementos visuales narrativos del libro. Distintos estilos y tamaños de letras que varían en función de los sentimientos o características físicas de sus protagonistas son ejemplos divertidos a la hora de explicar a los niños cómo realizar sus composiciones en un procesador de texto.
  • Los libros con pictogramas comparten una de las características del tipo de escritura de la mensajería instantánea (combinación de imágenes y texto) y suponen un buen modelo para proponer actividades de escritura creativa a través del correo electrónico.
  • Cada vez son más los ilustradores que apuestan por la fotografía como técnica para crear sus imágenes. Estos trabajos son una fuente de inspiración a la hora de mostrar ideas para trabajar con la cámara digital y el escáner.
Ø Buscar y localizar información
  • Los libros que proponen retos visuales de forma intencionada, y otros que permiten crearlos por la disposición de los elementos en la página, son un buen entrenamiento a la hora de realizar una búsqueda y localizar una información en pantalla.
  • Obras informativas que presentan un esquema muy visual de contenidos a partir del que enseñar a discriminar la información relevante de la que no lo es en una búsqueda por internet. Muchas de estas obras incorporan elementos interactivos que invitan a la manipulación para descubrir la información (solapas, troqueles, ruedas, lengüetas…) que pueden tomarse como referencia a la hora de hablar sobre las similitudes y diferencias entre las páginas de los libros y las páginas web (ventanas emergentes, scroll, hipervínculos...)
ØTrabajar distintas formas de ver la realidad: representación real y/o virtual
  • Libros cuya historia transcurre en alguna ciudad, lugar o espacio determinado. Las ilustraciones de estos libros permiten ver las distintas maneras de representar la realidad de los artistas al compararlas con la imagen más realista que muestran las fotografías en internet (bancos de imágenes, geoaplicaciones...)
  • Dentro de este apartado cobran especial protagonismo los Pop-up y su juego con los volúmenes y 3D, característicos también del espacio virtual.
La posibilidad de comenzar desde pequeños supone avanzar de forma gradual y fluida en la tarea de crear lectores competentes que disfruten del hecho de leer y escribir en cualquier soporte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada